Noviciado

Pocas cosas rompen la rutina del “Santuario Convento de Santa Ana de la Recoleta del Monte Sion”, en la capital de Chuquisaca – Sucre.

Santa Ana de La Recoleta - SucreTodo comenzó en 1599, cuando Fray Francisco de Morales decidió fundar una residencia de estilo colonial para aquellos misioneros que se trasladaban a evangelizar con cierta frecuencia a las poblaciones del Beni y Chaco. “La construcción comenzó en 1600 y demoró 55 años. En un principio, La Recoleta nació con lo que ahora es el segundo patio. Lo que conocemos como claustro principal es una ampliación de 1630. Unos 20 años más tarde se construyeron el tercer y cuarto patio”.

Por aquel entonces, el grosor de los muros, hechos con adobe ­–de un diámetro de metro y medio–, y los pilares de ladrillo. Arriba, los techos los formaban cañas y bambúes, que se recubrían con la típica teja de la Colonia. Actualmente, el convento mantiene mimbres semejantes y, por eso, pareciera como si el tiempo se hubiera anclado helado en sus entrañas.

GetInline.aspx4Hasta 1640, La Recoleta hizo las veces de casa de retiro y no tardó en convertirse en convento de clausura, encierro que le acompañó durante buena parte de su recorrido. “La República cambió las cosas. En 1826 el lugar corrió la misma suerte que otras iglesias y abadías. Desde allí se peleó por la independencia americana. El monasterio pasó a ser un cuartel bajo el mando de José Antonio de Sucre, hasta 1837”.

En El Convento la Recoleta del Monte Sion de la Ciudad de Sucre se encuentra la casa del Noviciado, de la Orden de los Hermanos Menores de la Provincia Misionera San Antonio de Bolivia.

Novicios 2015El Noviciado, es una de las etapas más importantes de la formación inicial de la Orden Franciscana en Bolivia. El novicio, es decir, el formando, durante un año, recibe una formación espiritual franciscana y eclesial, de tal forma que el candidato –transcurrido el tiempo prudente– sea admitido a la primera profesión religiosa en la Orden de los Hermanos Menores.

Hoy por hoy, es decir, en 2015, se tiene nueve novicios, provenientes de todos los rincones de Bolivia; reciben un acompañamiento, seguimiento y consejos de sus mayores para terminar su formación conventual.

La experiencia del noviciado dura un año donde el candidato aprende, en gran parte, a priorizar el silencio respecto al mundo exterior, cultivando Oración y la Fraternidad, pilares que serán fuente de fortaleza durante su vida futura de Hermano Menor. Asimismo, allí se cultiva el trabajo manual, el estudio, el servicio y la capacidad de sentirse cada día más hermanos.

Novicios-2015Una comunidad de cuatro hermanos llevan adelante la casa de formación, haciendo acompañamiento y seguimiento del progreso espiritual y madurez personal de cada uno de los candidatos a la Orden Franciscana.

El año del Noviciado, como tal, comienza 1 de febrero y se extiende durante todo el año. Luego, transcurrido los 365 días del año, los candidatos que han sido admitidos, hacen su primera profesión religiosa el día 2 de febrero del año siguiente.

Fr. Guido Abasto Jaldín, ofm.
Guardián y Maestro de Novicios

Si te ha gustado esta entrada, compátela con tus amig@s..!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0